FIBROMIALGIA: GUERRA O FUTBOL?

FIBROMIALGIA: GUERRA O FUTBOL?

 

En el dia mundial de la Fibromialgia quiero hacer mi propio manifiesto.

Cuando hoy se van a realizar un montón de actos para la divulgación de la FIBROMIALGIA, quiero hacer una reflexión sobre el sentido que tiene padecer esta enfermedad y cómo está siendo el mensaje que se da a la población de todo el mundo.

 

Durante muchos años, he ayudado a crear asociaciones en todo el mundo. En el momento de la creación, los miembros (enfermos en su mayoria), ponen todo su empeño en dar a conocer como sufrimos, como vivimos, las necesidades que tenemos, etc, esperando obtener apoyos necesarios de médicos, administraciones, laboratorios, y de los demás miembros de la Sociedad. Entienden que solamente con el soporte de todos y cada uno en su sector, podremos avanzar en el conocimiento de esta dolencia y mejorar las condiciones de vida de los que estén afectados.

 

Con el tiempo, las posturas se radicalizan. Entran nuevos miembros donde el lema del “Ay ay ay, Uy uy uy.” hacen que, poco a poco, lo que empezó con un ánimo “pacifista” se convierta en una guerra abierta contra todos y por todo. Los médicos no nos entienden, las administraciones no reconocen la enfermedad en el grado que deseamos (y que cada vez es mayor), los laboratorios no quieren investigar y la Sociedad en general nos trata de enfermos imaginarios, que más vale acallar y apartar.

 

En una GUERRA vale todo. La sinrazón de “o mato o me matan” hace que los aliados deben pensar en que mis objetivos son los suyos y que debemos eliminar a los enemigos.

En FIBROMIALGIA los enemigos pasan a ser todos los que no nos dicen lo que queremos oir. Si alguien se cura, es un enemigo a eliminar. Si un médico dice que con un tratamiento se puede mejorar o curar, también lo pasamos a enemigo. Si un laboratorio destina sus recursos a investigar, aparecerán muchas asociaciones que denunciaran la investigación antes de que empiece. Si la Administración no da alegremente la invalidez a todos los que tengan un diagnostico en la mano, debemos manifestarnos y hacer caceroladas para dejarlos en evidencia.

Como he dicho, en la GUERRA vale todo.

 

Mi visión de la FIBROMIALGIA es distinta. Yo me imagino el camino que se debería seguir como el de un equipo de FUTBOL, donde hay un grupo de personas que tienen un objetivo común. Este objetivo es ganar el partido o la copa. En nuestro caso: CURARSE.

 

Conscientes de que la ganaremos si tenemos el mejor equipo, se deben incorporar a los mejores, como jugadores y a los no tan buenos, como fans, que dan su apoyo animando, acompañando o ayudando a que el equipo pueda tener cubiertas todas sus necesidades.

 

No hay enemigos. En el deporte hay rivales. Los rivales no quieren que tú cambies tu manera de ver las cosas, sino que quieren demostrarte que ellos serán los primeros en conseguir el objetivo.

Solamente consiguiendo que toda la Sociedad esté en nuestro equipo, explicándoles lo que es nuestro equipo (fibromialgia), y las necesidades que tenemos de ellos, conseguiremos tener una masa social que nos permitirá los recursos y cambios de normativa que se necesitan. Debemos incorporar a nuestro equipo a los médicos que nos vean como pacientes, y también a los que solamente nos ven como negocio, puesto que cuando les demos la oportunidad de conocernos, verán su error. Debemos incorporar también, sobretodo, a las personas que se curen, que nos den su visión de la enfermedad y con ello, poder decidir nuestro camino y tener una oportunidad.

 

Si todos estamos en el mismo equipo, no tendremos límites. Nuestro equipo ganará. Nadie dice que sea fácil. Nadie dice que no habrá rivales fuertes, Nadie dice que no habrá lesionados. Pero ganaremos.

 

Ahora es momento de que cada uno decida como ve la FIBROMIALGIA. GUERRA o FUTBOL?

Compartir / Share

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.